Las Relaciones Con Los Hijos
TUS HIJOS, NO SON TUS HIJOS

Los hijos son una gran bendición en nuestra vida, y si tienes la dicha de tenerlos, recuerda que tus hijos no son tuyos, solo vienen a través tuyo.
Son seres distintos a nosotros, con sueños, tareas y retos propios. Que sintonizan con nosotros por afinidad o lazos de amor eterno.

EXPERIMENTAMOS EL AMOR INCONDICIONAL
Son una oportunidad como ninguna otra, para aprender a amar incondicionalmente, es el amor de Dios que se desborda a través nuestro, y que dejamos manifestarse sin restricciones.
Sin embargo, aunque deseamos ser los mejores padres, muchas veces repetimos inconscientemente los patrones inscritos en nuestra memoria por nuestros padres, a los que muchas veces juzgamos.
Nos quejamos diciendo que no hay manuales ni escuelas de padres, desesperados buscamos consejo en el hermano o el amigo. Pero la única guía correcta es nuestro propio corazón, seguir los sentimientos que brotan de él, sin consultar libros ni historias pasadas, porque cada momento es nuevo y único y solo escuchando al corazón, a nuestra alma que nos habla desde allí, no a la mente, sabremos lo que debemos hacer en cada momento.

 
NO DEBEMOS JUZGARLOS, CRITICARLOS, NI CONTROLARLOS.
Nuestra tarea termina cuando ya están listos para salir a enfrentar la vida
No tenemos hijos para que se hagan cargo de nosotros o estén a nuestro lado siempre, cada uno viene a vivir su vida y debemos fortalecerlos y empoderarlos para que den la mejor versión de sí mismos, no solo en el camino de lo que calificamos como éxito, sino en la ruta del autodescubrimiento y autorrealización. Lejos o cerca, igual nuestro amor incondicional los alcanzará.
No debemos controlarnos ni guiarlos en escoger su futuro, solo apoyarlos e inspirarlos para que manifiesten lo mejor de sí mismos, transformándose cada día en personas cada vez más sabias, ecuánimes y felices.
La mejor manera de hablarles es a través del ejemplo, con respeto, tolerancia y amor.


NO TIENEN QUE SER COPIAS NUESTRAS, NI HACER COSAS PARA SATISFACER NUESTRO EGO, SOLO DEJAR QUE SEAN ELLOS MISMOS, Y QUE SEPAN QUE LOS AMAMOS SIEMPRE ILIMITADA E INCONDICIONALMENTE, HAGAN LO QUE HAGAN, SUCEDA LO QUE SUCEDA, SIEMPRE ESTAREMOS ALLÍ PARA APOYARLOS.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Suscribete para recibir información semanal